top of page

Said Marisa Raquel

Soltera

Marisa Raquel Said, conocida como "sonrisa de AMIA" por sus colegas por su alegría perpetua, trabajó como recepcionista después de una temporada en la Oficina de Colocación Laboral. Sus esfuerzos a menudo llevaban a los solicitantes de empleo a llevarle regalos en agradecimiento, aunque humildemente eludía los elogios. Comprometida con la excelencia tanto en sus estudios profesionales como académicos, Marisa estudió Ciencias de la Educación en la Universidad de Buenos Aires. Con solo 22 años, mostraba una excepcional autodisciplina.

Said Marisa Raquel
bottom of page