top of page

Saada Michel Francois

Casado

La vida de François-Michel Saada estuvo marcada por el éxito, la devoción a su familia y un profundo compromiso para con su legado judío. A la edad de 64 años, tras de haberse retirado de una distinguida carrera como alto ejecutivo, Saada se enfocaba en su familia, personificando el papel de un esposo amoroso, padre y miembro de la comunidad. Su trágica muerte en el supermercado kosher Hyper Cacher en París ha dejado un vacío indeleble en los corazones de quienes lo conocían.
Nacido en Túnez, Saada construyó una vida que abarcaba continentes, pero su corazón permanecía estrechamente ligado a sus raíces y a la comunidad judía. Estaba casado y era el orgulloso padre de dos hijos, ambos residentes en Israel, lo que reflejaba la profunda conexión de su familia con la nación judía. Los planes de Philippe para celebrar el sexagésimo cumpleaños de su esposa en Venecia reflejan el amor y consideración que siempre tuvo como esposo, priorizando siempre a su familia
La muerte prematura de Saada es un recordatorio de la fragilidad de la vida y la naturaleza sin sentido de la violencia dirigida contra individuos por su fe e identidad cultural. Descrito por amigos como alguien extremadamente recto, que condujo su vida para la felicidad de su familia, François-Michel Saada era un hombre de principios, profundamente respetado dentro de su comunidad.
El legado de Saada es uno de amor, dedicación y la alegría que trajo a quienes lo rodeaban. Su memoria continuará siendo honrada por su familia, amigos y comunidad como un símbolo de la preciosidad de la vida y la importancia de la unidad contra el odio y la intolerancia.

Saada Michel Francois
bottom of page