top of page

Belgorosky Dora

Casada

Dora Belgorosky, cariñosamente conocida como Dorita, era una mujer de 54 años con un carácter fuerte que trabajaba en el Departamento de Colocación Laboral de la AMIA. Conocida por su exigencia, pero también por su naturaleza cariñosa, Dorita dejó una impresión duradera en quienes la rodeaban, incluidos sus estudiantes particulares, quienes aprendieron a apreciar su tenacidad. Casada con Salo, también empleado de la AMIA, y madre de Claudia y Marisa, su vida giraba en torno a su familia. Habiendo conocido recientemente a su primer nieto en Israel, se encontraba en su oficina el 18 de julio de 1994, cuando el atentado contra la AMIA cobró su vida. Salo sobrevivió, logrando escapar de la oficina del contable y continuó trabajando en la AMIA hasta su jubilación.

Belgorosky Dora
bottom of page